Te doy la bienvenida visitante de...

lunes, 11 de mayo de 2009

La Libertad

A una pequeña rana la sorprendieron dormida y, junto con otros animales de la selva, la condujeron a un remoto zoológico de la ciudad. Una vez allí, la rana llegó por accidente al foso de los caimanes, de donde huyó para refugiarse en el estanque que dicho zoológico destinaba para las tortugas.

Desde ese instante, y hasta el final de sus días, lejos de la vista de todos, la rana no terminaba de burlarse de sus captores, incapaces, según decía, de quitarle su libertad...

8 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Pues ya sabes a sacar el billete electrónico.

Besos

carlota. dijo...

Por que pocas veces se puede ...

Besotes linda

Esteban dijo...

Pues a volar!!!!!!!!!!!!! un besito

CalidaSirena dijo...

Pues a intentarlo al menos..Volar y sentirse en libertad..
Besos muy dulces mi linda Borrasca

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Ni hablar
me recordaste un libro de mi adolescencia
Juan Slvador Gaviota
el autor es Richard Bach
genia!
mas vale esfrzarse para arriba
nunca arrastrarse,hermana.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Ni hablar
me recordaste un libro de mi adolescencia
Juan Slvador Gaviota
el autor es Richard Bach
genia!
mas vale esfrzarse para arriba
nunca arrastrarse,hermana.

Hitos dijo...

Hola Borrasca, he conseguido controlar los anuncios del blog y leerte y hasta escribirte... que ganitas tenía de poder pasar por tu casa.

Besos

Novicia Dalila dijo...

Stormy, yo creo que la capacidad de volar es subjetiva... Si quieres, puedes, aunque no despegues los pies del suelo ;)
Yo lo hago muchas veces y me siento liberada... :D

Un beso y felices vuelos (K)