Te doy la bienvenida visitante de...

jueves, 19 de febrero de 2009

Fuego encendido

Me niego a sentir lo que él me provoca, quisiera no oírlo más, no saber nada de sus sentimientos, no sentir remordimiento por incumplirle una cita y que me hubiera esperado tres horas, si, tres horas!!!!!!!!!!!

Pero entre más me repito que no debe ser, más lo deseo, más me atrae sin que logre explicarme la razón. ¿Será que me calentó el oído? A las mujeres generalmente nos conquistan por el oído y yo no soy la excepción, así que debe ser eso...

En seis años de matrimonio es la primera vez que siento pasos de animal grande, yo que me creía de vuelta de todo, por encima del bien y del mal, me encuentro ahora como una quinceañera, queriendo atreverme y a la vez muerta del susto, pero no me negaré esta sensación que me corroe de pies a cabeza.
La distancia es como el viento, apaga los fuegos pequeños, pero enciende aquellos grandes...

10 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Pues ya nos contaras que pasó

Troba dijo...

si, muy misterioso

besos.

Reina dijo...

No te lo niegues, disfrútalo; además, ¿quién tiene el poder de negar sentimientos? No se puede o yo no sé, desde luego.

Besos

Sileno dijo...

Que arrebatador.Disfruta de la combustión.

Un beso

Novicia Dalila dijo...

Stormy, disfruta esa sensación de volver a la adolescencia.. El amor nunca es tan ensalzado ni tan vivido dramáticamente como cuando tenemos de 15 a 18 años... Sentimos ganas de matar y de morir por amor y no somos capaces de hacer hueco a otro tipo de sentimientos, aunque el odio está muy relacionado también con esta edad... Amor, odio.. somos extremos. Algunas veces, las menos, esta forma de tomarse el amor trasciende hasta la edad adulta, pero lo normal es que a estas alturas ya nada ni nadie nos puede impresionar hasta aquel punto...
Así que, yo que tu, aprovecharía el tirón ;)

Un beso

monah{Rk} dijo...

No hay nada peor y más frustrante a largo plazo que negarse a uno mismo lo que desea... y nunca estamos de vuelta de todo, por mucho que lo creamos, siempre hay algpo que nos coge desprevenidos, que nos sorprende... personalmente, espero que siempre sea así ;)

Un besito

Mariel Ramírez Barrios dijo...

MMMMMMMMM
yo sè ,sin embargo ,que hay horas de tomar la balanza.
Cuidado.
El deseo por el deseo mismo,quiero y ahora,como los niños,no puede ni debe seguirse siempre; y aquì deberàs evaluar,ante una emociòn magnìfica pero aguda,si estàs bien en tu matrimonio,si tu marido es tu amor, si sos feliz con eso en el dìa a dìa.
Si la respuesta es no...pues hacè lo que te venga en gana.
Si la respuesta es sì,el despuès serà difìcil.te deberàs preguntar entonces què sentirìas si el protagonista de esta historia fuese tu marido
si èl estuviera sintiendo las mariposas y eligiera seguirlas.
te lo bancàs?
bravo!! entonces,ADELANTE
besos

Soportándome dijo...

ME quedé pensativo. Yo que pensaba que le iba a poner los cuernos...

El antifaz dijo...

Yo no sé dar consejos. Pero el hecho de tener una lucha interna es algo que demuestra que está viva, y no te puedes ni te debes quedar sorda (que te conquisten por los oidos los que sepan llegar hasta ellos).
Consejos no. Vive.
un beso.

Borrasca dijo...

Al leer sus comentarios me queda algo claro, si siento es porque estoy viva!!!!!!!!!
Cómo use esta nueva savia es donde reside el quid del asunto...

Besos borrascosos y gracias a todos y todas por estar aquí, conmigo.