Te doy la bienvenida visitante de...

viernes, 29 de agosto de 2008

A propósito de celos... Tolstoi y Sonia

La imagen de la solitaria figura de una mujer madura, encaramada en puntas de pie sobre un cajón de madera, domina la escena. Es Sofía Andréievna Bers la esposa de León Tolstói, quien trata de vislumbrar —espiando por la ventana de una cabaña perdida en la estepa rusa— el cuerpo agonizante de quien fue su marido durante 48 años y a cuya cama no puede acercarse por exigencia de los médicos, de los hijos y del propio Tolstói. El escritor había huido de su casa de Yásnaia Poliana una semana antes, abrumado por los incesantes requerimientos de Sofia (a la que llamaba Sonia) para que le entregara los manuscritos sin publicar y los diarios íntimos en los que hablaba de ella.

Desde hacía ya muchos años su matrimonio naufragaba en querellas cada vez más ásperas. La esposa no toleraba que Vasili Cherkov —un intrigante al que Tolstói consideraba su mejor discípulo— se inmiscuyera en las peleas conyugales y de algún modo las estimulara. El escritor, a su vez, se negaba a mantenerlo apartado. Marido y mujer veían aquellas trifulcas como “una lucha a muerte” y en verdad lo eran. Se amaban pero la vida en común los estaba destrozando. Todo empezó mucho antes, cuando el conde Tolstói abandonó el Ejército y decidió terminar con su vida disipada, dedicarse a cuidar sus propiedades (había heredado una hermosa finca, Yasnaia Polaina, con trescientos treinta siervos) y seguir escribiendo, ya había publicado un par de libros con gran éxito. Pero para poder sentar debidamente la cabeza primero tenían que casarse; hasta entonces, Tolstói, que ya era un hombre maduro, no había hecho sino contagiarse de venéreas con múltiples mujeres de vida ligera, amar platónicamente a algunos hombres y mantener una tórrida relación con una de sus campesinas, una mujer casada con la que tuvo un hijo. Dado que esta historia duró desde 1858 hasta 1862, y que la emancipación de los siervos no tuvo lugar hasta 1861, la relación de León con ella fue la de un amo con su esclava.

La misma noche de bodas el escritor cometió un error mayúsculo, que desviaría para siempre el cauce de su dicha: le dio a leer a Sonia sus diarios de juventud, en los que contaba con lujo de detalles sus borracheras y lujurias de oficial joven. Creía sinceramente que, al poner al descubierto las flaquezas de su alma, ella podría comprender con quién se había casado y perdonar las heridas futuras, pero lo que logró fue abrir las compuertas de un torrente de celos y resentimientos que ya no se detendría. Dos semanas más tarde, Sonia empezó a escribir su propio diario. Se levantaba en medio de la noche para espiar lo que el marido había escrito e imprudentemente dejaba al alcance de su curiosidad, el inventario de los agravios que le adjudicaba. Entonces empezaban las reyertas cada vez más crueles, las acusaciones de infidelidad y desamor. Y sin embargo, los dos se amaban con un ímpetu que no apagaron los años maduros ni la desastrosa convivencia.

El 28 de octubre de 1910 Tolstói empezó a morir. Ya había escrito que sólo en soledad se podía aproximar a Dios, y él quería creer en Dios pues era el único camino que le quedaba después de haber recibido la gloria en vida por Guerra y Paz, por Anna Kareninna, por los honores de los Zares, por los comentarios de los críticos y su título de noble. Un día exclamó “Señor, dame fe”. Ese día, sobre las seis de la mañana, como una sombra, salió de su habitación hacia la cochera de su casa y se metió en un carruaje que instantes más tarde se dirigía hacia el Cáucaso a paso muy lento. Tolstói había descubierto a su mujer, Sonia, hurgando entre sus papeles. Esa mujer que ya no estaba en su alma había sido su amor y su penitencia durante más de 40 años. Con ella había tenido 13 hijos y había vivido hasta las más íntimas sensaciones. No obstante los celos, que rompieron la unión espiritual el mismo día del matrimonio al mostrarle su diario repleto de mujeres y amoríos y que ella nunca pudo superarlo, terminaron por llevarlos al odio. Tolstói llegó a la estación de trenes y desde allí le envió su última carta a Sonia: "He hecho lo que es habitual a los viejos de mi edad; abandono esa vida mundana para pasar los últimos días de mi vida en el retiro y en el silencio".

Para Ti...


Discover Rochy!

lunes, 25 de agosto de 2008

¿Celosa?

Una noticia publicada por la agencia EFE/Yakarta en julio de 2007:

La policía indonesia ha detenido a una mujer de 22 años que cortó el pene a su novio y luego escapó con el miembro amputado, por lo que los médicos no han podido injertarlo, informa hoy el diario The Jakarta Post.
La víctima, Markus Hunbani, de 23 años y residente del pueblo de Fatumonas, en la isla de Timor Occidental, permanece ingresado en el hospital y dice que todavía no puede entender los motivos del ataque de su novia, Erlin Mafefa.
El joven fue hospitalizado en el Hospital de Kupang tras la mutilación, el pasado lunes, y durante estos días mantenía la esperanza de que Erlin acudiese al centro con su pene para que los médicos pudieran tratar de volver a implantarlo, pero ésta no apareció.
Laazar, un familiar de Markus, dijo que la policía ha confirmado la detención de Erlin, pero por el momento no ha encontrado el pene amputado.
Este tipo de agresiones son comunes en las sociedades del Sudeste de Asia y en su mayoría tienen como móvil los celos.

Presumo de no ser celosa, incluso creo que eso le molesta a mi marido porque él si lo es, aunque lo disimuló hasta donde pudo hace tiempo quedó en evidencia; él trata de ponerme cascaritas para provocarme celos y yo nada que caigo, hasta esta tarde...

Todos los días lo llamo entre mis 13 y 15 horas porque ya ha llegado a casa, me dice que un día de éstos va a encontrar las cámaras que le tengo instaladas porque casualmente la mayoría de las veces acierto en el justo momento en que está entrando, pero hace unos días no contestaba en casa y en el móvil respondía el buzón, después de un rato empecé a preocuparme y como soy especialista en hacerme películas de terror no tuve inconveniente en llamar a toda la familia y coordinar bloque de búsqueda para dar con su paradero, llegó pasada la media noche (hora suya) y la explicación fue que estaba cenando con unos amigos y había olvidado el móvil en casa; por supuesto que le creí pero casi me muero de angustia, le hice prometerme que así tuviera que amarrarse el móvil de los huevos siempre lo tuviera a mano para poderlo ubicar.

Esta tarde volvió a suceder... Llamé a la hora acostumbrada y no estaba en casa, por lo que lo llamé al móvil y me contestó una mujer, pensé que me había equivocado colgué y volví a marcar pero de nuevo la misma mujer, saludé y le pregunté: -¿Ese es el móvil de KKKK? -si, este es el suyo ¿quien habla? -LA ESPOSA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! -¿quien?

En ese momento literalmente casi me muero pues la oí decirle a mi marido -cielo es alguien que dice ser tu esposa...

Cuando el idiota se puso al teléfono a punto de partirse de la risa me provocaba matarlo, traté de que no se me notara lo celosa que me había puesto pero me conoce demasiado bien, por fin caí en una de sus cascaritas, me ardieron las entrañas de pensar que estuviera con otra y luego de colgar casi lloro de rabia, pero me consolé solita y ya estoy bien, hasta ahora que escribo este post...

¿Y si de veras estaba con otra y no era una broma?
LE ARRANCO LA POLLA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Amor de mi vida: lo nuestro fue muy hermoso
pero creo que tal vez no supimos comprendernos bien a fondo
Amor ----------: lo nuestro fue ---- hermoso
pero creo que ------- no supimos comprendernos bien --------
Cariño: lo nuestro fue una experiencia positiva
pese a que en muchas cosas no congeniáramos
Querido Rolando: seamos honestos y admitamos
que nunca nos entendimos
que nunca ------------- ME ENTENDISTE
Rolando: jamás
en tu p--- vida intentaste entender ni a mí ni a nadie ni

ADIOS, GUSANO!!

jueves, 21 de agosto de 2008

Hoy

Encontrarme con alguien a quien literalmente ADORO!!! es lo mejor que me pasó hoy...

Me hace reír, sentirme viva, me renueva sensaciones que creí perdidas para siempre, en síntesis me reconcilia con la vida, con mi cuerpo, mi esencia, conmigo misma, con mi YO tal cual es, ese que a veces trato de embolatarlo creyéndome duende, pero que él me recuerda de cuando en cuando que no se ha perdido.

Gracias por existir y déjame que hoy vuele, sólo por hoy...

martes, 19 de agosto de 2008

La Cura...

Últimamente nos ha dado a la mayoría por desaparecer de estos lares, nos estamos encontrando a nosotros mismos, explorando nuevas opciones quizás, cansancio, no sé, cada quien tiene sus propias razones muy respetables; en mi caso concreto ha sido un "alejamiento" como consecuencia de la rumba, programas con gente a la que puedo ver y tocar; también aceptar que el mundo virtual es una quimera para pasar un rato agradable y nada más, cuando esos ratos empiezan a ser tediosos o te causan desazón ya no vale la pena estar pegada del PC.

Además, al no estar disponibles la mayoría de las personas a quienes aprecio pues nada que hacer.
Amargura señores que a veces me da, la cura resulta más mala que la enfermedad...

jueves, 14 de agosto de 2008

Esta tarde te llamo...

¿Cuantos son? 50, 53, más??? Fresco, ya sé que son menos.

Hace tanto tiempo que vivimos una historia común que ya olvidé muchos detalles relevantes de la misma, por ejemplo no recuerdo cual era tu música favorita, pero si que bailábamos cada vez que podíamos y nos reíamos sin parar.

También me acuerdo de tu frustración con el italiano pues no soportaste haber pronunciado mal una palabra, o las peripecias que tuviste que hacer con el inglés para ganarte la beca que te llevó a estudiar a Newcastle...

Así que hoy que estás cumpliendo años, además de mi felicitación te dejo el siguiente texto para que lo traduzcas, sólo para que practiques tu inglés nada más jajajajaja


As pretty as you are
You know you could've been a flower
If good looks were minutes
You know you could've been an our
The way you stole my heart
You know you could've been a crook
And baby you're so smart
You know you could've been a school book

Well you could've been anything
that you wanted to, I can tell
The way you do the things you do, alright.
The way you do the things you do.

PD: Creo que hubieras preferido de regalo las fotos tantas veces prometidas, pero es lo que hay...

miércoles, 13 de agosto de 2008

Quiero morirme de manera singular...


Quiero morirme de manera singular


Quiero un adiós de carnaval

Quiero tu voz negra Canela escuchar

Con su frescura natural (sincera)




Así cantaba Jaime Garzón pocas semanas antes de su asesinato en un día como hoy hace nueve años; era un humorista colombiano al que adorábamos, pero al que también unos pocos odiaban de manera visceral por sus críticas mordaces llenas de picardía y ese humor negro inigualable que lo destacaba.
Generalmente no recuerdo que hacía en una fecha determinada, a veces ni siquiera me acuerdo que hice el día anterior, pero el 13 de agosto de hace nueve años lo tengo grabado en la memoria con una exactitud que me pasma.
Estaba sentada en un restaurante de un pueblo costero en el que me encontraba con un grupo de compañeros de trabajo dictando unas conferencias, habíamos acabado de pedir el almuerzo y comentábamos alegremente sobre las anécdotas de la mañana, sobre todo el hecho de haber sido capaces de articular palabra coherentemente con semejante guayabo que teníamos; encendieron el TV y fue cuando nos percatamos que habían asesinado a la risa, sólo en este país del Sagrado Corazón suceden hechos como este, lo mataron un par de sicarios de los cuales hasta el sol de hoy no se sabe nada, mucho menos de los autores intelectuales...

Existen mil y una hipótesis pero a ciencia cierta nada de nada, reina una total impunidad sobre el caso y los colombianos seguimos extrañando ese humor que nos hacía pensar y pellizcarnos sobre nuestra realidad nacional.




Quiero, te quiero pregonando un bembé

No quiero velas, no quiero un sermón (oye bien)

Quiero la voz de esa mulata, un trombón

Morir en tiempo de son bendición




martes, 12 de agosto de 2008

Agradecida...

Se terminó la Feria de las Flores la cual disfruté a tope, bebí, comí, bailé y hasta ligué, me la gocé como nadie, pero vuelvo a mi cruda realidad. Mi hijo ya regresó a su casa pues empieza a estudiar esta semana y yo… otra vez sola y armarme de paciencia.

Tengo muchos defectos (aunque no se me noten jajajaja) pero no soy ingrata, así que hoy agradezco por estos días tan bacanos que pasé en mi bella villa y a mi manera rezaré una oración.