Te doy la bienvenida visitante de...

domingo, 30 de marzo de 2008

Ssshhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!

El hoy no habla, ni una palabra sale de sus dedos, ni siquiera su cabeza loca construye palabras nuevas. Soy incapaz de arrancarle una sonrisa con esas palabras que un día atrás inventé.

- Dime, ¿qué te pasa? - Un gran interrogante se perfiló en mi cara; pero él no podía verlo... hay veces que una pantalla de ordenador es algo más que una muralla invencible.
- Nada. Silencio. Las teclas del teclado no hacían ruido.
- Mmmm... Hace tiempo que aprendí a leer entre líneas, a deducir estados de ánimo; pero contigo... es diferente. ¿Crees que soy tonta, verdad?
- No.

Aquellas dos letras se clavaron como puñales en algún rincón de mi cuerpo. Por algún lado empezó a sangrar. El jamás creyó en los ángeles; creo que los odia. Un día me enseñó a volar desde el suelo, me mostró unas alas blancas y enormes... que ese mismo día guardó en una caja bajo la cama. Siempre pone barreras a todo aquello que roza con los dedos, quiere a escondidas mientras que miles de mariposas vuelan por su estomago, se engaña cada segundo creyendo que, tal vez, su ángel vuelva a rescatarlo... pero mientras tanto huye, se esconde y persigue sueños; algunos rotos y otros no. Pero hoy no habla. Murmura consigo mismo, frente a espejos que son su sombra; busca respuestas que ni siquiera sé cuáles son.

- Prometo enseñarte el cielo. - Me dijo un día.
- ¿De veras?

Dudo que su cielo sea el mismo que el mío... hay días que lo pinto con una brocha bien empapada de pintura azul; luego, con un pincel fino, dibujo pequeñas estrellas en el cielo, tantas como sueños fabrico. Alzo la cabeza y ese cielo está gris, como él. Llueve al otro lado del cristal... espero que no sean sus lágrimas mientras explotan en el suelo.

jueves, 27 de marzo de 2008

Evocación...

Estuve releyendo algunos post de mi anterior blog, ese que cerré hace un tiempo y en el que me mostraba más y me encontré uno dedicado a un amigo bloguero. Es alguien a quien a pesar de tener poco contacto con él y no conocerle personalmente (no sé cómo es físicamente, nunca he oído su voz, no sé dónde vive ni a qué se dedica o quienes son sus amigos, etc.) mejor dicho, siendo un perfecto desconocido para mí, me inspira un profundo cariño y una gran complicidad desde que lo conocí y a través de sus post y comentarios se ha ganado un lugar perenne en mi corazón. Si Jano, eres tú de quien hablo...

Y para renovarte mi amistad y reiterarte que te adoro (como hermanito apenas, no te ilusiones jajajaja) decidí postear nuevamente parte del que escribí aquel 20 de noviembre; la canción obviamente la adaptas y no mires al intérprete que es feísimo, pero tiene una voz!!!!
"...Creo que te debo contar de un nuevo ciber amigo, ya sé que con sobrada razón desconfías de que me relacione con hombres por este medio, pero en este caso no tienes nada de qué preocuparte, pues lo asumí como amuleto de buena suerte para estar juntos otra vez. Te explico: Su nombre es Jano, aunque intuyo que no se llame así realmente, en España son más normalitos que aquí para nombrar a los hijos y su blog Jano Cunctator, Él en uno de mis post me dejó este comentario: “Jano dijo... "No enflorará tu nombre un verso vano ni entre lo cotidiano irás perdida. Un varonil silencio. Un goce arcano. Y por mi pensamiento soberano hacer más honda y más sensual tu vida"; de él para ti por medio de mi. Federico García Lorca dormía en el cuarto en que era retratada Ana Mª; Porfirio y Federico se conocieron en Cuba, Porfirio murió en la tierra de Frida; Frida tuvo un romance con Isamu Noguchi, Dalí influyo en el diseño del sofá-nube de este último; círculos Chiquita. Viajar al mundo de Frida ha sido apasionante, y doloroso. Besos” (Resaltado fuera de texto) Habla de círculos, esa palabra me hizo click y en ese instante lo tomé como mi talismán, pensé que nada sucede por casualidad y ¿A santo de qué venir a saber de buena tinta precisamente ahora? En la mitología romana Jano (en latín Janus) es un dios que tenía dos caras mirando hacia ambos lados de su perfil, era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Su representación habitual es bifronte, esto es, con las dos caras mirando en sentidos opuestos. Es el dios de los cambios y las transiciones, de los momentos en los que se traspasa el umbral que separa el pasado y el futuro. Su protección, por tanto, se extiende hacia aquellos que desean variar el orden de las cosas. Se le honraba cada vez que se iniciaba un proyecto nuevo, nacía un bebé o se contraía matrimonio. Como dios de los comienzos, se lo invocaba públicamente el primer día de enero, (lanuarius) el mes que derivó de su nombre porque inicia el nuevo año. Jano es un dios romano y no tiene equivalente en la mitología griega. Al igual que Prometeo, Jano es una suerte de héroe cultural, ya que se le atribuye entre otras cosas la invención del dinero, las leyes y la agricultura, según los romanos este dios aseguraba buenos finales. De Cunctator sólo haré referencia a lo relevante, en latín significa "el que retrasa". Mira los círculos que encontré: Nací un primero de enero y la invención de mi profesión se le atribuye a este dios; por fortuna Tú no eres devoto de la Virgen del Puño así tus paisanos tengan esa fama; mi hijo es más romano que cualquier NN italiano; soy Tu Sybil criolla, pero generalmente sólo te muestro dos caras de las siete que tengo; nuestra relación atraviesa por la transición más violenta que ha sufrido; por eso invoco la protección del dios Jano para variar el orden que nos rodea, lo honro pensando en Ti y en este proyecto de vida que iniciaremos a partir de enero; porque mi deseo es estar JUNTOS SIEMPRE!!! Pero como nada es perfecto, mi amigo Jano le tenía que agregar el Cunctator para retrasarnos la dicha, eso lo obviamos, total, siempre firma como Jano a secas, así que a palabras necias, oídos sordos."

miércoles, 26 de marzo de 2008

Contigo es diferente... Así creas lo contrario.

Click sobre la imagen para ampliarla

domingo, 23 de marzo de 2008

Para Ti C... (mi SH) Por si algún día lo lees

A SOLAS

¿Quieres que hablemos?... Está bien..., empieza...,
habla a mi corazón como otros días...
Pero no... ¿Qué dirías?...
¿Qué podrías decir a mi tristeza?...

No intentes disculparte, todo es vano...;
ya murieron las rosas en el huerto;
y el campo verde lo secó el verano,
y mi fe en ti, como mi amor, ha muerto.

¡Amor arrepentido!...
¡Ave que quiere regresar al nido
a través de la escarcha y la neblina!...
Amor que vienes aterido y yerto...
¡Donde fuiste feliz ya todo ha muerto!...
No vuelvas... ¡Todo lo hallarás en ruinas!...

¿A qué has venido?... ¿Para qué volviste?...
¿Qué buscas?... ¡Nadie habrá de responderte!...
Está sola mi alma y estoy triste,
inmensamente triste hasta la muerte...

Todas las ilusiones que te amaron,
las que quisieron compartir tu suerte,
mucho tiempo en la sombra te esperaron,
y se fueron... ¡cansadas de no verte!...

¡Cuando por vez primera
en mi camino te encontré,
reía en los campos la alegre primavera!...
Todo era luz, aromas y armonía.

¡Hoy todo cuán distinto!... Paso a paso,
y solo voy por la desierta vía;
nave sin rumbo entre revueltas olas;
pensando en las tristezas del ocaso
y en las tristezas de las almas solas.

En torno la mirada no columbra
sino asperezas, páramos sombríos;
los nidos en la nieve están vacíos,
y la estrella que amamos, ya no alumbra
el azul de tus sueños y los míos...

¡Partiste para ignota lontananza
cuando empezaba a descender la sombra!...
¿Recuerdas?... ¡Te imploraba mi esperanza!...
Pero ya mi esperanza no te nombra...

¡No ha de nombrarte!... ¿Para qué?...
Vacía está el ara y la historia yace trunca...;
¡ya para qué esperar que irradie el día!,
ya para qué decirnos: ¡Todavía!...,
si una voz grita en nuestras almas: ¡Nunca!...

Dices que eres la misma, que en tu pecho
la dulce llama de otros tiempos arde,
que el nido del amor no está deshecho,
que para amarnos otra vez no es tarde.

Te engañas... No lo creas...
Ya la duda echó en mi corazón fuertes raíces...
ya la fe de otros años no me escuda...
¡Quedó de sueños mi ilusión desnuda,
y no puedo creer lo que me dices!...

¡No lo puedo creer!... Mi fe burlada,
mi fe en tu amor perdida,
es el ancla de una nave destrozada...
¡Ancla en el fondo de la mar caída!...

Anhelos de un amor, castos, risueños...
¡Ya nunca volverán!... Se van..., se esconden...
¿Les llamas?... Es inútil... ¡No responden!...¡
Ya los cubre el sudario de mis sueños!...

Hace tiempo se fue la primavera...
Llegó el invierno fúnebre y sombrío...
Ave fue nuestro amor... Ave viajera...
¡Y las aves se van cuando hace frío!
Ismael Enrique Arciniegas
1865-1938

sábado, 22 de marzo de 2008

Las mujeres debemos saber y tener...

TODA MUJER DEBERIA SABER:
Como enamorarse sin perder la cabeza...
Como dejar un trabajo, romper con un amante y enfrentarse a un amigo sin perder la amistad...
Cuando intentarlo con más ahínco... Y cuando dejarlo...
Que no puede cambiar la largura de sus piernas, la anchura de sus caderas o el carácter de sus padres...
Que su niñez puede que no haya sido perfecta, pero que ya ha terminado...
Como vivir sola, aunque no le guste...
En quien confiar, en quien no y porqué no debería tomárselo a mal...
Donde ir... Ya sea a la cocina de su mejor amiga o a un acogedor refugio de montaña, cuando su alma necesita consuelo...
Lo que puede lograr o no lograr en un día, en un mes, en un año...

TODA MUJER DEBERIA TENER:
Un antiguo amor con el que pueda imaginar volver... Y uno que le recuerde lo lejos que ha llegado...
Suficiente dinero para poder alquilar su propia vivienda si alguna lo quiere o lo necesita...
Algo perfecto que ponerse si su jefe o la cita de sus sueños quieren verla en una hora...
Una juventud que esta contenta de dejar atrás... Y un pasado “jugoso” que contar a sus nietos...
Un juego de destornilladores, un taladro y un sujetador negro de encaje...
Un amigo que siempre le hace reír... Y uno que la deja llorar...
Un juego de platos, un juego de copas de vino y la receta para una comida que haga sentirse honrados a sus invitados...
Sentir que controla su destino...

viernes, 21 de marzo de 2008

Un año...

Se escribe y se dice muy fácil, otra cosa es vivirlo...

Un año sin ti, sin sentir tu piel, tu olor, tus besos, sin que me provoques tantas sensaciones placenteras.
Un año en el que además de perderte a ti, también he bajado tallas y derramado muchas lágrimas, un año lleno de incertidumbre, lapso en el cual no sé si te amo de la misma forma...

Claro que no te amo igual, ahora te amo más profundamente. Te sigo esperando mi vida!!!