Te doy la bienvenida visitante de...

lunes, 2 de junio de 2008

Canción de la vida profunda

En este blog pocos poemas he posteado ya que no tengo esa vena que se necesita para el efecto, pero eso no es óbice para dejar aquí uno de mis favoritos, es del Poeta antioqueño Porfirio Barba Jacob y de ñapa musicalizado por un sobrino de mi ex.

CANCIÓN DE LA VIDA PROFUNDA
El hombre es una cosa vana, variable y ondeante...
MONTAIGNE

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles,
como las leves briznas al viento y al azar.
Tal vez bajo otro cielo la Gloria nos sonríe.
La vida es clara, undívaga, y abierta como un mar.

Y hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles,
como en abril el campo, que tiembla de pasión:
bajo el influjo próvido de espirituales lluvias,
el alma está brotando florestas de ilusión.

Y hay días en que somos tan sórdidos, tan sórdidos,
como la entraña obscura de oscuro pedernal:
la noche nos sorprende, con sus profusas lámparas,
en rútiles monedas tasando el Bien y el Mal.

Y hay días en que somos tan plácidos, tan plácidos...
¡niñez en el crepúsculo! ¡lagunas de zafir!
que un verso, un trino, un monte, un pájaro que cruza,
y hasta las propias penas nos hacen sonreír.

Y hay días en que somos tan lúbricos, tan lúbricos,
que nos depara en vano su carne la mujer:
tras de ceñir un talle y acariciar un seno,
la redondez de un fruto nos vuelve a estremecer.

Y hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres,
como en las noches lúgubres el llanto del pinar.
El alma gime entonces bajo el dolor del mundo,
y acaso ni Dios mismo nos puede consolar.

Mas hay también ¡Oh Tierra! un día... un día... un día...
en que levamos anclas para jamás volver...
Un día en que discurren vientos ineluctables
¡un día en que ya nadie nos puede retener!

Porfirio Barba Jacob

7 comentarios:

SPANSULSLASCIVA dijo...

y es que hay dias, y hay dias, este por ejemplo ha sido bueno, al conocerte, saludos y bessos lascivos

Miguel Ángel dijo...

¡¡¡OOOOOOOOOOLEEEEEEEEEEEEEEE!!!
Besos...

BlackViolet dijo...

Somos lúgubres, plácidos, sórdidos, móviles, fértiles... ¡pero ante todo debemos ser libres! Para ser viento, para tempblar de pasión, para brillar como un diamante, para desear sin medida, para perder la cordura, para volver, para ir, para caminar...

¡Alaaa! Cómo me he pasado! Ya parezco William Wallace de Braveheart! jajaja!

Tía, me consta que buscas y usas esa libertad... para ser...

¡y qué precioso poemaaa!!!!

Alba-azul;alba-marina!!!

TOROSALVAJE dijo...

Me ha gustado mucho.

Besos.

Maria Rosa Golia dijo...

Muy buenoooooo, Precioso.

Yo no soy muy apasionada de la poesía, pero si me gusta leerla en cada blog de uds., es decir, no leo un libro de poesía, pero la verdad que entre todos mis amigos organizan una selección magnífica y disfruto mucho de eso.

Besotes enormes.
Sabes que siempre estoy ;)

Maria Rosa

josé javier dijo...

Bonita letra... como tú.

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

hay dias en que es mejor no salir de la cama y otros en donde no conviene acostarse
la vida es un constante ruleta de cosas solo se trata de hacer equilibrio
te dejo mil caricias y gracias por tus comentarios