Te doy la bienvenida visitante de...

viernes, 21 de marzo de 2008

Un año...

Se escribe y se dice muy fácil, otra cosa es vivirlo...

Un año sin ti, sin sentir tu piel, tu olor, tus besos, sin que me provoques tantas sensaciones placenteras.
Un año en el que además de perderte a ti, también he bajado tallas y derramado muchas lágrimas, un año lleno de incertidumbre, lapso en el cual no sé si te amo de la misma forma...

Claro que no te amo igual, ahora te amo más profundamente. Te sigo esperando mi vida!!!

4 comentarios:

El Cartero dijo...

Nunca te tomé como un juego
me envolviste en tu húmeda tempestad
serena borrasca entre gozos sin sombras
tus besos, tu olor, tu sabor; te siento
aún en la distancia, compartimos sensaciones
sensualidad, voluptuosidad, erotismo,
pasión, amor, sexualidad.
Sí; sabemos que, amándonos como nos amamos
no nos tenemos
estoy aquí, contigo, al otro lado del río
entre los árboles, esperándote.
Aquí no juego
soy el primero en decirte
que te quiero; que te espero
así, como me ves, como me tienes
entre tu abrazo amigo.

Justy Walker dijo...

Un año pasa pronto... te lo digo yo... que también hago más o menos un año... sumado, en otras circunstancias, a otros veinte...

Saludos

BlackViolet dijo...

¡Qué manía tiene el tiempo de transformarse! ¡De no medirse en segundos sino en ausencias o encuentros!

Un año que puede hacerse muy largo... pero, preciosa, un año en el que atesoraste cada recuerdo, lo reorganizaste y lo viviste 500 veces... un año en el que acumulaste más amor para dar (y parecía que no se podía!), un año de espera para hacer más intenso cada latido...

Ya ha pasado el año, preciosa,...

Espero que sólo fuera el prólogo de una nueva historia para vivir con quien amas!

Ánimo, tía! Al final sí vamos a acabar junto a una hoguera contando chistes, ya verás...jajaja!

Kostas Kamaki dijo...

No te retrases tanto que, puede ser peligroso para ambos, mujer, para ambos.
Besos sin retraso.