Te doy la bienvenida visitante de...

miércoles, 24 de junio de 2009

DESAHOGO...

"Estoy pensando que no tiene sentido
volver a encontrarme de nuevo contigo
estoy pensando que me doy por vencido
que todo se acaba mas yo no he entendido
y pido a Dios que me colme de fuerza
de pura grandeza
de armas y don, de valor y destreza
para entender que no tiene sentido
volver a encontrarme de nuevo contigo"

En este blog me muestro tal como soy para quienes realmente quieran conocerme, mas aun, algunas personas se quedan sólo con esta faceta mía pues les parece que en el de Borrasca soy demasiado vulgar y el de Mis Imágenes ni siquiera lo miran.

A raíz de lo confuso de mi post anterior No tiene sentido... y aunque no tengo porqué dar explicación alguna, hoy quiero darla, no por satisfacer la curiosidad de nadie ni por informar lo que me ocurre actualmente, lo hago porque necesito desahogarme y esta es la única forma que conozco.
Soy una mujer común y silvestre, india (de indígena) y por tal razón siempre caigo a los tres días, tengo un hijo que es mi adorado tormento y un sin fin de necesidades emocionales por llamarlas de alguna manera; de las que más adolezco son de compañía y por supuesto sexo puro y duro; ya he dicho por ahí muchas veces que mi vida transcurre como la del Niño Dios, entre tristes y humildes pajas y en ese orden de ideas como el hombre es animal de costumbre pues ya me había dado al dolor y perdido toda esperanza de encausar mi vida como la tenía hace más de dos años, es decir, conviviendo con mi marido y lejos de todo lo que me es familiar.

Quienes me han seguido la pista de tiempo atrás pensarán ¿Pero ésta es boba o se hace? Y mi respuesta es que creo que soy boba, porque a estas alturas del partido ya debería tener mi situación perfectamente digerida, asimilada y por supuesto asumida, pero no es así, y cuando ayer mi marido me llamó a las 2:30 A.M. para decirme que ya habían fijado la fecha en el juzgado y que si todo sale según lo previsto a fin del mes entrante me envía el tiquete, sentí que el mundo se me venía encima, con la luna y todas las constelaciones incluidas.
Lo amo, eso es indiscutible, pero no lo veo hace ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡MÁS DE DOS AÑOS!!!!!!!!!! Si, hablamos por teléfono diariamente y varias veces al día, nos mandamos fotos ocasionalmente, muy de cuando en cuando nos vemos por la webcam, no tengo a ningún tinieblo en remojo, PERO...

Si hay un pero grandísimo, este mundillo de los blogs se me convirtió en un mundo paralelo al cual tendré que renunciar tan pronto me suba al avión y no quiero dejarlo, sobre todo a quien me hace revolotear las mariposas en mi estómago cada vez que pienso en él...

Hoy me dijo algo muy cierto que no pude rebatirle porque me dejó sin argumentos:
-Bueno, creo que debemos ir dejándolo, si te das cuenta en esta historia yo lo tengo mucho peor, tú te irás con tu marido y tendrás una vida plena de satisfacción, yo me quedaré aquí con mi mujer y mi situación será todavía peor, porque haberte conocido es como haber conocido el paraíso y no poder entrar en él
-Tienes razón, soy una egoísta
-Pero no te sientas culpable, no pensemos en ello, disfrutemos mientras dura y ya está.
-Vale.

No quiero dejarte, pero...

martes, 23 de junio de 2009

No tiene sentido...

Ya he dicho varias veces que no me complico tratando de inventar lo que ya está inventado, o como decimos aquí, no sé hacer empanadas pero si dónde las venden muy buenas.

Hoy la letra de esta canción de Andrés Cepeda refleja lo que siento, por eso la dejo aquí.


NO TIENE SENTIDO

Estoy pensando que no tiene sentido
volver a encontrarme de nuevo contigo
estoy pensando que me doy por vencido
que todo se acaba mas yo no he entendido
y pido a Dios que me colme de fuerza
de pura grandeza
de armas y don, de valor y destreza
para entender que no tiene sentido
volver a encontrarme de nuevo contigo

Estoy tratando quizás de olvidar
diciembre que no, agosto que igual
te he preguntado si algo pasó
y nadie quedó para contestar
y pido a Dios que me alivie el dolor
de tanta ilusión
que creció con un sueño que hoy sigue viviendo conmigo
duele aceptar que no tengo motivos
ni tengo razones para estar contigo

Y pido a Dios que me colme de fuerza
de pura grandeza
de armas y don de valor y destreza
para entender que no tiene sentido
Volver a encontrarme de nuevo contigo...

miércoles, 17 de junio de 2009

Sólo palabras


Eques esta es la versión que conozco...

viernes, 12 de junio de 2009

Fascinación por las palabras

La filología etimológicamente significa “amor o interés por las palabras”, pero lo que yo siento por las tuyas, es genuina FASCINACIÓN.

Cada vez que recibo un correo tuyo, o leo tus intervenciones, o hablamos por el messenger, quedo hipnotizada y un escalofrío me eriza la piel. Como un Aristófanes inepto trato inútilmente de descifrar tus textos y encontrarles una explicación coherente desde todos los puntos de vista que considero posibles, pero hasta ahora me siento jugando a la gallina ciega.

Unas veces tus palabras desbordan deseo y pasión, otras ternura, algunas me dejan perpleja y tengo que leerlas varias veces para poder comprenderlas, pero ninguna sin excepción me deja indiferente... Es lo que más me gusta de ti, van pasando los días y cada vez te descubres a mis ojos, te devoro con avidez y siempre quiero más, me dejas antojada.

Me gusta tu sinceridad que me invita a abrirme como un libro, a dejarte ver mi esencia, a mostrarme tal como soy y contarte hasta mis intimidades más recónditas; pero también me gusta como poco a poco te vas soltando, como has pasado del respetuoso beso al más vulgar y libidinoso, esa faceta tuya que no intuí desde el principio, es la que ahora me tiene enganchada a ti.

"Que precio tiene el cielo, que alguien me lo diga
que mas que darte amor yo quiero regalarte el azul de los días
Que precio tiene el cielo, que alguien me lo diga
si yo con esta historia siento que la gloria ha llegado a mi vida
que precio tiene el cielo, que alguien me lo diga
yo pago con mi alma sin temor a nada
yo te doy mi vida.
Eternamente yo te inventaría
como ésta tantas otras melodías
para no faltarte
si te falto un día."


martes, 9 de junio de 2009

Invitación

Anoche estuve celebrando el cumpleaños de una amiga. Lo que más me gustó fue que debido a que la conozco ya no recuerdo de dónde o de qué, no tenemos amigos en común, así que pude disfrutar de la compañía de gente muy disímil pero interesante.

Su marido le llevó serenata con un trío y me sorprendió su reacción, fue tan fría, que inicialmente se dirigían a mí; sólo a partir de la segunda canción que él les indicó que yo no era lo homenajeada, cayeron en la cuenta.
Nadie sabe para quien trabaja y luego que la serenata terminó los cogí por mi cuenta, todas las canciones que me gustan me las cantaron. Boleros, bambucos y hasta un tango, es más, quedaron contratados para una reunión la próxima semana a la que sin conocer de antes al nuevo anfitrión ya fui invitada al ágape.